Maletero

Jueves, 18/10/12
  • Comentarios
  • Enviar a un amigo
  • Imprimir

El etiquetado de neumáticos favorecerá la compra de neumáticos más eficientes y seguros

Según un estudio del RACC en el que ha colaborado Michelin

El etiquetado de neumáticos favorecerá la compra de neumáticos más eficientes y seguros
En primer plano Hugo Ureta (Michelin). A su lado, Lluis Puerto (Fundació RACC).

Ayer 17 de octubre en la sede del RACC (Reial Automóbil Club de Catalunya) en Barcelona se presentaron  los resultados de un estudio que ha analizado el nuevo sistema de etiquetado de los neumáticos. En este análisis ha colaborado Michelin y su objetivo ha sido evaluar qué consecuencias tendrá esta etiqueta informativa, obligatoria a partir del 1 de noviembre en todos los neumáticos vendidos en Europa. Presentaron los puntos fundamentales de este informe Lluis Puerto, responsable técnico de la Fundació RACC, y Hugo Ureta, director de Relaciones Institucionales de Michelin.

Las conclusiones de este estudio han sido las siguientes: el nuevo sistema de etiquetado favorecerá la compra de neumáticos más eficientes y seguros; en términos de eficiencia, un neumático "A" consume 0,5 l/100 km menos que otro "G"; en seguridad, un neumático "A" frena en una distancia un 30% inferior que un neumático "G"; el etiquetado no incluye un aspecto muy importante para el usuario: la vida útil (durabilidad); la durabilidad del neumático tiene un impacto directo en la economía de los conductores y, por último, un neumático "A" en eficiencia energética y en adherencia en mojado puede convertirse en un "G" si las presiones no son las aconsejadas por el fabricante por lo que es vital revisar periódicamente los neumáticos.

Recordemos que el etiquetado de neumáticos informa sobre tres prestaciones del neumático: el impacto sobre el consumo de carburante y, por lo tanto, sobre las emisiones de CO2; la distancia de frenada en suelo mojado y el ruido exterior de rodadura medido en decibelios. Los dos primeros valores se califican en categorías que van de la A (máxima nota) a la G (menor nota) mientras que el valor del ruido se califica con un signo de volumen que va de una a tres rayas.

 

Deja tu comentario